• 20 de Julio

Sugeridos:

Autoridades realizan balance de incendio forestal de San Pablo y anuncian ayudas para afectados

  • En una reunión en terreno anunciaron un levantamiento de información para ayudas sociales.

Tras una reunión técnica con distintos servicios y un sobrevuelo por la zona afectada, la Delegada Presidencial Regional de Los Lagos, Giovanna Moreira, realizó este martes un balance del incendio forestal que mantiene en Alerta Roja a la comuna de San Pablo.

De acuerdo con información proporcionada por la Conaf, el incendio denominado “Cruce Chacayal” se mantiene activo y ha consumido al momento 1.100 hectáreas. Producto de lo anterior, se reportó la destrucción de dos viviendas, dos galpones, un quincho, y un carro Bomba del Cuerpo de Bomberos de San Pablo.

En el puesto de mando, la delegada se reunió con distintos representantes de CONAF, SENAPRED, Bomberos, Carabineros; además de la Seremi de Agricultura, el Seremi de Desarrollo Social y Familia y el director de INDAP.

 “Los antecedentes que tenemos a la mano es que hoy día tenemos 1.100 hectáreas afectadas por el incendio forestal, principalmente predios agrícolas que se vieron afectados durante una faena con altas temperaturas el día domingo. Este incendio está todavía en combate, pero ya mucho más controlado comparado hace un par de días. Siguen trabajando en el lugar distintas brigadas de CONAF, sigue trabajando Bomberos de Chile, de forma coordinada, se sumó la BRIFE del Ejército de Chile el día de hoy, en coordinación con el COGRID provincial liderado por la delegada provincial y también estamos trabajando con maquinarias de Vialidad para poder realizar cortafuegos y tres helicópteros, de CONAF y otro que es de SENAPRED. Esto con una estrategia muy clara que es la que hemos tenido también en los incendios forestales en la región para poder controlarlos”, explicó la autoridad.

En tanto, el director regional de SENAPRED (s), Cristian González, indicó que “tenemos actualmente una Alerta Roja comunal declarada por el incendio. Esta alerta ha significado la movilización de recursos de CONAF, de Bomberos, tanto de la región como de apoyo de la región de Los Ríos. Dentro de la región también ha habido apoyo de otras provincias de cuerpos de Bomberos”.

 

 


En la misma línea, la Delegada Presidencial Regional agregó que se han activado 4 alertas SAE durante el incendio forestal. “El llamado que le hacemos a las personas es que cuando hay una alerta SAE es porque hay un peligro inminente de afectación o de llegada del fuego a las viviendas y es por eso que es tan fundamental la colaboración, no pensarlo, no dudarlo, sino que si llega la alerta SAE y estoy en el perímetro de afectación abandonemos inmediatamente las viviendas. Aquí se ha hecho un trabajo muy coordinado con el municipio de San Pablo también, que ya tiene un albergue habilitado, justamente para aquellas personas que no tienen un lugar donde residir, puedan contar con este espacio”, señaló.

Asimismo, el seremi de Desarrollo Social y Familia, Enzo Jaramillo, explicó que se aplicó la ficha FIBE a la familia afectada. “Esta ficha permite que se activen los dispositivos que tiene el Ministerio de Interior para ayudar a las familias, cuando se les quema las casas o afectación de un tipo de desastre. Hoy día tenemos una familia que ya fue encuestada, la ficha ya fue puesta en terreno y hoy día ya está ingresada en el sistema”, aseveró.

Por último, la Delegada Presidencial Regional detalló que se está trabajando en otras ayudas. “El director de Indap, junto con su equipo, ha estado trabajando estos días para realizar una evaluación de la situación, de quiénes son los predios afectados, y de esa manera poder también responder y realizar un trabajo de corto plazo, de emergencia, pero también de largo plazo para poder recuperar los suelos. Yo creo que es importante por la afectación que van a tener en el ingreso familiar producto de este incendio forestal”, puntualizó.

La Ficha Básica de Emergencia (FIBE) es un instrumento aplicado en terreno exclusivamente por funcionarios públicos para caracterizar a las personas y grupos familiares afectados por una catástrofe. Su ejecución permitirá dimensionar la magnitud de daños causados a viviendas y enseres y levantar información social de la población afectada, para llegar con ayuda estatal lo más rápido posible.